27 de junio de 2014

Babykeeper : único colchón de cuna que previene y reduce el riesgo de muerte súbita

La importancia del sueño en el desarrollo del bebé







babykeeper-colchon-comprar


IR A LA TIENDA ONLINE


El
bebé inicia el hábito del sueño antes de nacer, sobre los 7 meses de
embarazo. Cuando nace el bebé necesitará alrededor de 15 horas de sueño
diario durante sus primeros seis meses de vida y su estructura del sueño
será diferente a la de un niño o un adulto. 




Por ejemplo, la fase REM es
más larga en los bebés de menos de 2 años, durando casi el 50% del
total del sueño efectivo, mientras que en un adulto la fase REM con
suerte será del 25%. La etapa REM es crucial para el desarrollo
cognitivo y neuronal, mientras que las fases de onda lenta (sueño
profundo) se relacionan con la regeneración celular y la recuperación
física. 





No obstante estas fases no son continuas sino que mantiene ciclos de
entrada y salida de fase llegándose a registrar entorno a 5-6 fases
diarias en un bebé.

La fase REM también se llama sueño paradógico porque pese a ser muy
activa y parecer profunda cualquier extresor o perturbación puede sacar
al bebé rápidamente del REM, perdiendo cuanto menos un 20% del
desarrollo cognitivo programado para esa noche. 





Por otro lado la regeneración celular (física) y el crecimiento sucede
en mayor medida en el resto de fases, siendo la hormona del crecimiento
uno de los mayores inductores de la reproducción celular dando una señal
(pulso) claramente legible tras la primera hora de sueño. Es clave por
tanto que el bebé mantenga una hora seguida con la calidad de sueño
correcta para que aparezca el evento aquí descrito. 


•  Reduce un 48% el riesgo de muerte súbita en cuestiones relativas a la transpiración y evacuación de calor.
•  Reduce un 60& el riesgo de muerte súbita en cuestiones de firmeza.
•  Reduce el riesgo de muerte súbita en cuestiones de reinhalación de CO2.






Características del colchón BabyKeeper:

Núcleo de estructura reticular resistente a los fluidos ácidos y
fácilmente lavables que permite la transpiración y evacuación del calor.


Funda de tejido 3D extraíble y fácilmente lavable en la que se coloca
directamente al bebé sin necesidad de usar sábanas ofreciendo la máxima
seguridad y confort.


Babykeeper® es el primer colchón de cuna que cuida de tu bebé mientras duerme.



Ayuda a su desarrollo: La combinación perfecta entre firmeza y comodidad adaptada al sueño del bebé. Babykeeper® reúne
el grado de firmeza exacta para el correcto crecimiento de tu bebé con
una comodidad inmejorable. El bebé dormirá más seguro, y vosotros más
tranquilos.




El
bebé durante su primera etapa de vida pasa mucho tiempo en su cunita,
por eso es esencial que este lugar sea seguro, tranquilo y confortable.
Babykeeper® combina la firmeza más adecuada
para esa etapa con una completa sensación de confort. Este nivel de
perfección lo conseguimos gracias a todos los estudios de ergonomía
realizados, hemos logrado adaptar el criterio científico más avanzado a
las necesidades específicas del bebé.




Los
primeros meses de vida de un bebé son esenciales para su desarrollo, en
ellos su columna vertebral va alcanzando su forma y posición natural.
Gracias a los estudios ergonómicos realizados, nuestro colchón de cuna
tiene los valores de firmeza idóneos para que tu bebé se desarrolle
correctamente. Babykeeper® garantiza un buen desarrollo físico, psicológico y emocional.




Higiene y tranquilidad: El material de Babykeeper® crea un ambiente limpio y sano. Más seguro también significa más higiénico. La facilidad con la que se puede limpiar Babykeeper® hace que tu bebé duerma siempre en el ambiente más limpio y sano.



Babykeeper® no
necesita ropa de cuna que lo proteja y es el único colchón de cuna que
puede lavarse íntegramente, tanto su núcleo como su funda natural pueden
limpiarse en casa de una manera muy sencilla, incluso con la vaporeta.
Está realizado con una suave funda confeccionada en tejido 3D, diseñada
especialmente para que el bebé pueda estar tumbado sobre ella
directamente, así evitarás sábanas y fundas adicionales que puedan
entorpecer la respiración natural de tu bebé.




La cuna de tu bebé, al igual que el resto de camas infantiles, puede acumular fácilmente moho, virus y bacterias. Babykeeper® asegura una protección permanente contra virus y bacterias gracias a su función higiénica Sanitized®,
además tiene una estructura especialmente diseñada para obtener la
máxima higiene. Te dará mayor tranquilidad y asegurará que tu bebé esté
rodeado de una ambiente sano y seguro.




Innovación certificada: Babykeeper® es un producto sanitario que cuenta con los certificados más exigentes del mercado.



RESPIRA AIRE SANO:


Cuando tu bebé duerme, puede volver a inhalar el CO2 que
ha expulsado de su propia respiración. Si esa cantidad es superior al
5% se considera que está dentro de niveles tóxicos (según la
Organización Mundial de la Salud). En nuestro colchón de cuna estos
valores están siempre por debajo del 3,35%, un 70% menos que el resto de
colchones.




Durante
su descanso, tu bebé respirará un aire mucho más limpio para sus
pequeños pulmones,   incluso si duerme con su cabecita boca abajo.


BABYKEEPER



TEMPERATURA IDEAL:


Los colchones
de cuna pueden aumentar en 3,5ºC su temperatura, algo que puede ser
perjudicial para la salud del bebé y la calidad de su descanso. La
estructura del Babykeeper® evita la
acumulación de calor hasta un 80%, convirtiéndolo en uno de los mejores
colchones de cuna: favorece la transpiración y evacuación del calor, y
reduce el riesgo de golpe de calor en un 48%.




Tu bebé dormirá siempre a temperatura constante, esencial para su descanso y su correcto desarrollo físico y emocional.

BABYKEEPER-ESPAÑA



RESPIRA TRANQUILO:


Los
materiales del colchón son inocuos y hacen que su entorno esté libre de
elementos tóxicos y metales pesados. Además, Babykeeper® tiene una firmeza que reduce en un 60% el riesgo de obstrucción de las vías respiratorias mientras tu bebé duerme.




Es
el primer colchón fabricado en España que consigue el certificado
OEKOTEX Clase 1, que garantiza la biocompatibilidad con el organismo, la
piel y las mucosas del bebé.


BABYKEEPR-COLCHON-BEBE

MÁXIMA HIGIENE:

Mantener
el colchón siempre limpio es muy fácil y rápido. La funda se puede
lavar en la lavadora y el núcleo queda como nuevo tras un rápido
enjuagado bajo el grifo. Adiós a bacterias, moho y otros agentes
agresores.




Es
normal que tu bebé tenga reflujos durante su descanso, y la mayoría de
los colchones de cuna reaccionan químicamente provocando vapores tóxicos
para el lactante. Babykeeper® es el único
colchón de cuna que no reacciona frente a estas sustancias, evitando
posibles reacciones químicas y favoreciendo un entorno de descanso mucho
más seguro y limpio para tu bebé.


BABYKEEPER-BEBE



MAS INFO / CONSEJOS BABYKEEPER PULSE AQUI